More Options

La Homeopatía es una farsa

Special Report

Nick Little, translated by Alejandro Borgo

September 13, 2017

Artículo traducido por Alejandro Borgo, Director del CFI/Argentina.


La homeopatía es una farsa. Se ha demostrado a través de la investigación científica que los “remedios” homeopáticos son, como mucho, un placebo. Toda la base teórica de la homeopatía —conceptos tales como “lo similar se trata con lo similar y el hecho de que diluir progresivamente un supuesto ingrediente activo hasta llevarlo a concentraciones tan pequeñas que no se pueden rastrear, aumente su potencia, es risible, y ninguna investigación seria ha demostrado tener validez.

Sin embargo, los estadounidenses gastan millones de dólares por año en esta supuesta panacea. Tan frustrante como parezca, en el Center For Inquiry (CFI) creemos que es un derecho que tienen los adultos. Si quieren gastar su dinero en medicinas pseudocientíficas, lo pueden hacer, comprando cristales “sanadores” o visitando a un maestro de reiki.

Pero existen algunas advertencias. Tenemos extremas dudas sobre los padres que evitan la medicina científica y “tratan” a sus hijos con la homeopatía. La negación de la medicina auténtica lleva, en poco tiempo, al dolor y el sufrimiento y a menudo consecuencias negativas a largo plazo, lo cual incluye la prevención  de la muerte. También creemos que si los adultos están comprando esos productos, se les debería informar la verdad: ¿en qué están gastando su dinero? Los productos homeopáticos no deberian promocionarse de manera engañosa. En los Estados Unidos, la regulación sobre los medicamentos de venta libre la comparten dos agencias: la FDA (Administración sobre Drogas y Alimentos) y la FTC (Comisión Federal de Comercio). La FDA supervisa qué productos pueden ser ofrecidos a la venta (libre) y la FTC regula cómo deben ser promocionados estos productos en el mercado. Ambas agencias, en los años recientes, han emprendido una revisión de las regulaciones de productos homeopáticos de venta libre, y el CFI ha contribuido con ambas.

La FDA, como respuesta a un pedido del CFI, dijo que anunciaría su régimen regulatorio a fin de este año. La FTC, en cambio, en noviembre de 2016 publicó una Política de Declaración de Ejecución (EPS) detallando un cambio en la políitica de regulación de los produtos homeopáticos de venta libre.

Remarcando que el Acta Federal de Comercio "no exime a los productos homeopáticos de los requermientos generales acerca de que las afirmaciones objetivas del producto sean confiables y corroboradas", continúa afirmando que "la promoción de un producto homoeopático de venta libre que no esté basado en la investigación científica confiable no es engañoso si efectivamente comunica a los consumidores que: 1) No hay evidencia científica de que el producto funcione, y 2) las afirmaciones acerca de los productos están basados en teorías homeopáticas del siglo XVIII, las cuales no son aceptadas por la mayoría de los expertos en medicina. La EPS también reconoció que "para la gran mayoría de las drogas homeopáticas de venta libre... no existen estudios válidos que usen los métodos científicos habituales y que demuestran la eficacia del procucto".


This article was originally available in English.
Click here to read it.


La EPS es clara. Para evitar promociones engañosas, los productos homeopáticos que sean publicitados como beneficiosos deben llevar la advertencia correspondiente. Sin embargo, parece ser que esto no sucede. Los fabricantes de productos homeopáticos no han cambiado los envases, y si entras a algua farmacia del barrio, podrás ver, por ejemplo, el Oscillococcinum  de Boiron (un "remedio" que contiene una dilución infinitesimal (1) del hígado de un pato (Muscovy duck) al lado del Tylenol en una estantería con la etiqueta: "Resfrío y gripe". Tanto el fabricante como el minorista están promocionando este producto como tratamiento para los síntomas de una enfermedad particular. No hay evidencia científica de que sea efectivo para dicha enfermedad, y no se muestra ninguna advertencia de las requeridas. De esta manera, en el CFI hemos decidido que la mejor estrategia es ponerse en contacto con el minorista. Nos hemos puesto en contacto con negocios CVS a través de sus abogados. Nuestras peticiones han sido razonables. No le pedimos a las CVS que dejen de vender productos homeopáticos; simplemente les pedimos que los exhiban y promocionen en la web y en sus negocios de una forma no engañosa. Hemos solicitado que las CVS vendan productos homeopáticos en un sector diferente, y que ese sector muestre claramente las advertencias requeridas por la FTC. Para las ventas online pedimos que la advertencia se vea cuando alguien agregra un producto homeopático a su carrito de ventas. No respondieron.

El siguiente paso del CFI, fue escribir a la FTC pidiendo procedimientos de ejecución contra CVS. La carta puede leerse aquí. Ahora todo depende de la corte de la FTC. La agencia ha establecido reglas para la promoción de los medicamentos homeopáticos de venta libre. Ahora deben hacerlas cumplir. Si no lo hacen, el CFI se compromete a explorar vías para proveer acciones legales privadas para asegurar que los minoristas no participen de este fraude al público.



Notas
  1. Oscillococcinum es una dilución de 200C, aproximadamente una parte de vísceras de pato en 10.400 partes del “remedio”.

Nick Little es el Director Legal del Center For Inquiry, en Washington D.C. Luego de su educación en la Universidad de Oxford y en la Universidad de Warwick, en el Reino Unido, se mudó a los Estados Unidos y recibió la licenciatura en leyes por parte de la Universidad de Vanderbilt.