More Options

El negacionismo respecto de las estatinas

Harriet Hall, translated by Alejandro Borgo

Skeptical Inquirer Volume 41.3, May/June 2017

Artículo traducido por Alejandro Borgo, Director del CFI/Argentina.


Cuando a Richard Dawkins le pidieron que justificara su creencia en el método científico contestó: “¡Funciona, forros! (1) Cuando la evidencia científica es contundente, uno tendría que ser tozudamente perverso para rechazarla. Pero algunas personas lo hacen; rechazan hallazgos que no cuajan con su ideología. Los llamamos negacionistas. Hay negacionistas del cambio climático, negadores del HIV y del SIDA, negacionistas respecto de las vacunas, de la evolución, incluso de la teoría de los gérmenes. Y existen los negacionistas respecto de las estatinas.

¡Las estatinas funcionan, forros! Pero la percepción pública ha sido manipulada por la desinformación alarmista de los negadores de las estatinas.

Un hilarante ejemplo de la propaganda de los negadores de las estatinas

Los negacionistas respecto de las estatinas se apoyan en “hechos alternativos”; en otras palabras: mentiras. El peor ejemplo de la desinformación anti-estatinas que he visto es una entrevista en YouTube al Dr. Leonard Coldwell. No es cierto nada de lo que dice, y la mayoría resulta muy gracioso. Algunas de sus afirmaciones son tan obviamente ridículas que es difícil creer que harían que los espectadores más ingenuos -científicamente hablando- se tiren al piso de la risa. ¿Quién es Leonard Caldwell? No tiene títulos científicos o médicos y sin embargo afirma ser la principal autoridad respecto del cáncer y que ha tratado más de 35.000 pacientes oncológicos con un porcentaje de cura del 92,3%. Creo que hasta la crédula Reina Blanca de Alicia (N. del T.:personaje de una novela de Lewis Carroll) no se lo tragaría.

Para vuestro entretenimiento, voy a aportar la transcripción entera del absurdo video (2) junto a mis comprobaciones basadas en la realidad, en itálicas y entre corchetes. Para comenzar, el entrevistado dice que un buen número de estatinas han sido retiradas del mercado.

[Un chequeo rudimentario revela que el número de productos que contienen estatinas y han sido retirados del mercado son tres, y dos de ellos son mezclas de estatinas con otras drogas. Las estatinas que componen dichas mezclas permanecen en el mercado, así que la verdadera cantidad es uno: el Baycol, o pravastatina, fue voluntariamente retirado del mercado cuando se comprobó que era de cinco a diez veces más probable que otras estatinas, de ser el responsable de causar una seria complicación: rabdomiólisis]

Cuando el entrevistador le pide su opinión sobre las estatinas, Coldwell dice: “Se trata de asesinos en masa”. [El asesinato es significa matar en forma predeterminada. ¿Acaso cree que los médicos están tratando de matar deliberadamente a sus pacientes?] Siempre termina dañando al hígado [No, las estatinas realmente reducen el riesgo de cirrosis (3)] Baja tu promedio de vida por lo menos en 20 años [¡Sinsentido total! Justamente hace lo contrario, especialmente con los pacientes con alto riesgo de accidentes cardiovasculares] Tu cerebro está hecho de colesterol [¡Sobre todo si sos un cabeza hueca! Para el resto de nosotros, el cerebro contiene muchas otras cosas aparte del colesterol] Las estatinas son drogas que bajan el colesterol. Así que si quieres tener el cerebro del tamaño de una bolita, síguelas tomando. [¿Queeé? Nadie tiene el cerebro del tamaño de una bolita, por ninguna razón; y los cerebros de los pacientes que toman estatinas son del mismo tamaño que aquellos que no las toman] No te mueres por tener mucho colesterol, más bien te mueres por no tener suficiente [No te mueres por ninguna de las dos cosas; te mueres por ataques al corazón e infartos, y reduciendo los altos niveles de colesterol reduces el riesgo de tener esos accidentes cardiovasculares] No existe algo como demasiado colesterol [Sí, existe. La gente con hípercolesterolemia hereditaria muere prematuramente] En una unidad de quemados, usamos de veinte a veintiocho huevos hervidos por día por persona quemada [Eso lo inventó él. Ninguna unidad de quemados hace eso, y si lo trataran de hacer, los pacientes seguramente se rebelarían] porque sabemos que solo el colesterol crea células saludables [¿Solo el colesterol? ¡Qué estupidez! Se requieren un montón de componentes para crear células sanas] Cada célula de tu sistema, el 87 por ciento de la nueva célula, se forma a partir del colesterol [¡No es así! Los lípidos conforman la mitad de las membranas celulares y el colesterol es el 20 por ciento de esos lípidos (4)] ¿De dónde viene este colesterol? Inventaron el número de 250, lo inventaron. [¡No, no lo inventaron! Midieron los niveles de colesterol en grandes poblaciones y hallaron que la gente con altos niveles de colesterol tenían mayor probabilidad de sufrir ataques cardíacos] No hay ciencia, no hay nada. Testearon un par de personas que vivían a la intemperie, tomando en cuenta la basura que comían.[Esto es insultar a la gente que vive en lugares sin techo, y se puede demostrar que no es verdad. Mucha de la información original sobre el colesterol y el riesgo cardiovascular provino de un gran estudio sobre gente que vivía en Framingham, Massachusetts, una ciudad próspera con poca gente viviendo en la calle] y se vinieron con que el promedio es algo así como 250 de colesterol combinado. Y eso es lo que todo el mundo tendría que tener. [Nadie está recomendando que las personas deber tener un valor de 250 de colesterol combinado. El riesgo no se determina por el colesterol total sino por niveles del colesterol “bueno” HDL y el “malo” LDL, y de otras subfracciones de lípidos, así como de los factores de riesgo como fumar y la diabetes] Está todo inventado. [No, está basado en la investigación científica seria] Tengo pacientes que han tenido 600 de colesterol; y es gente saludable, nunca se ha enfermado” [No se ha enfermado todavía Los pacientes con un nivel de colesterol de 600 tiene alto riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares y morir, y es una irresponsabilidad que un médico no trate esos valores tan altos.]

Incríble tontería acerca de la sal

“¿Saben de dónde viene el mito? La gente come sal de mesa. La sal de mesa tiene un tercio de vidrio, un tercio de arena y un tercio de sal. Así, el vidrio que contiene la sal de mesa corta las arterias. Entonces están sangrando en forma letal internamente. Entonces, el colesterol va hacia ese lugar y detiene el sangrado. Te mantiene vivo, salva tu vida. El colesterol es el malo de la película porque reduce y, por supuesto, tapona una herida abierta que está sangrando; por supuesto lo hace durante un corto tiempo. Y entonces dicen, ah sí, porque ahora que está reducida, aumenta tu presión arterial, y aquello que aumenta tu presión arterial está causando la reducción. Por lo tanto, es el colesterol el que está causando una presión arterial alta. Oh, es muy interesante”

[Esta es la parte más divertida de toda la entrevista. Piénsenlo. En primer lugar, los tests de la FDA sobre la sal requieren que toda la sal de mesa que se consume en los Estados Unidos tenga por lo menos un 97,5 por ciento de clorhidrato de sodio. Si la sal de mesa tuviera un tercio de cristales, ¿no notarías que hay partículas puntiagudas en la sal que comes? ¿No te cortarías la lengua y la boca? Si tragas vidrio y arena, éstos podrían irritar tu tracto gastrointestinal; pero entonces serían eliminadas en las heces. No hay manera de que puedan ser absorbidos en la corriente sanguínea y llegar a las arterias coronarias. La idea es un ridículo mito urbano que ni siquiera los Mythbusters se lo tomarían en serio. La arena y el vidrio no son solubles en el agua. Si la sal de mesa contuviera un tercio de arena y otro tercio de cristales, disolverlos en agua dejaría un residuo que contendría un residuo indisoluble en dos tercios de la cantidad original. El artículo en RationalWiki de Leonard Coldwell dice: “No tiene apenas la menor comprensión de la medicina y biología humanas, y su comprensíon de la ciencia virtualmente no existe” (5).]

Coldwell continúa parloteando

“De esta manera, las drogas que contienen estatinas son las drogas más peligrosas jamás inventadas [¿Coldwell sabe algo acerca de la historia de la medicina? Sería muy fácil identificar drogas que fueron mucho más peligrosas y totalmente inútiles.] y por favor recuerden que el cerebro está hecho de colesterol. De un 92 a un 99 por ciento de nuestro cerebro está hecho de colesterol [¡No, no es así! Nuestro cerebro contiene un 60 por ciento de grasa, aproximadamente un 25 de ella es colesterol, mayormente en la mielina que recubre los axones de las neuronas (6)] Las estatinas comienzan contrayendo el cerebro. [Ninguna estatina contrae ni reduce el cerebro. De hecho las estatinas pueden tener un rol de protección respecto del desarrollo de la demencia. Un meta-análisis reciente de estudios observacionales mostró que las estatinas estaban correlacionadas con un riesgo significativamente menor de contraer la enfermedad de Alzheimer (7)] Y esto es lo que la gente debe entender. Coman solo un par de bananas con el estómago vacío, a la mañana, y verán como el hígado se pone mejor, muy rápidamente. Funciona mejor. Solo ayuden al cuerpo. [Un non sequitur. No hay evidencia de que comer bananas pueda revertir una enfermedad hepática, y ¿cómo diablos pasa de las enfermedades del corazón a las enfermedades hepáticas?] No necesitan curarlo; no necesitan arreglarlo; solo ayudarlo. Se cura solo. Porque mi afirmación, que dice que no hay fuerzas curativas fuera del cuerpo humano, siempre se vuelve realidad al final del día. No hay absolutamente ninguna fuerza fuera del cuerpo humano. [Nadie afirma que las estatinas “sanen” o “curen” cualquier cosa. Simplemente reducen el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares] Así que, cada vez que les digan que hay una píldora mágica [Nadie está sugiriendo que las estatinas son píldoras mágicas; son drogas con riesgos y beneficios, y los beneficios sobrepasan a los riesgos] y ¿saben por que sacan las drogas del mercado? Cuando pasan a ser gratuitas o genéricas y ya no obtienen plata”. [Varias estatinas son de venta libre y se adquieren como drogas genéricas. Ninguna de ellas ha sido sacada del mercado]

Nadie con un mínimo de educación científica y pensamiento crítico va a creer en las afirmaciones de Coldwell. Incluso la gente que no tiene el menor sentido común debería cuestionar la afirmación de que la sal tiene dos tercios, uno de arena y uno de vidrio. Y sin embargo la gente le cree a Coldwell y repite sus falsedades.


This article was originally available in English.
Click here to read it.


Otras fuentes de desinformación

Leonard Coldwell no es ni por asomo el único en promover “hechos alternativos” sobre las estatinas. Joseph Mercola (8) dice “el colesterol NO es la causa de enfermedades cardíacas”. Y “si tomas estatinas, DEBEN tomar CoQ10”. Afirma que las estatinas perjudican numerosas funciones biológicas, incluyendo todas las hormonas sexuales. Dice que 90 de cada 100 personas no necesitan estatinas. Dice que las estatinas son teratogénicas, que pueden causar defectos de nacimiento si se toman durante el embarazo. La evidencia dice lo contrario (9).

Mike Adams, el Soldado de la Salud, tergiversa la literatura y escribe titulares alarmistas sobre los estudios de las estatinas en el sitio web Natural News. Ejemplos típicos: “Los beneficios de las drogas son fabricados”, “Las estatinas carecen de valor”, “Las estatinas causan un debilitamiento muscular del 40 por ciento”, “Bajar el colesterol NO TIENE EFECTO respecto del riesgo de enfermedades cardíacas o de morir”, “Las vacunas contra la gripe son ineficaces para la gente que consume estatinas —y causan daños cerebrales”. Cuando consultas los estudios reales a los que se refiere, encontrarás que sus titulares malinterpretan sus hallazgos. Incluso repite el sinsentido de la arena y el vidrio en la sal de mesa (10).

Y luego está la Red Internacional de Escépticos del Colesterol (THINCS), un grupo que pone en duda el rol del colesterol en las enfermedades cardíacas. Siguen a Uffe Ravnskov, autor de Los Mitos del Colesterol, y a Malcom Kendrick, autor de La Gran Estafa del Colesterol. Eligen a su gusto la literatura científica para hallar estudios que apoyen sus tesis, ignoran los errores de esos estudios, e ignoran la vasta literatura que los contradice. En el Diccionario del Escéptico, Bob Carroll explica cómo usan esas distorsiones y técnicas engañosas en sus argumentos (11).

¿Cuál es la evidencia en favor de las estatinas?

Las estatinas han sido estudiadas exhaustivamente; una investigación clínica de PubMed pone sobre el tapete más de 30.000 artículos. No he podido leerlos a todos, pero los expertos y los artículos de revisión han identificado los mejores estudios. Los comités no solo leyeron todos los estudios pertinentes, a favor y en contra, sino que han evaluado críticamente la metodología y credibilidad de sus hallazgos. Una revisión de Lancet, en 2016, ha sido exhaustiva. Encontró que los beneficios de las estatinas fueron infravalorados. La evidencia no puede ser más clara: las estatinas reducen el riesgo de ataques cardíacos e infartos en el 50 por ciento de los pacientes con riesgos (12). Las estatinas de bajo precio (cerca de 2 libras esterlinas por mes) reducen el colesterol LDL en más de un 50 por ciento. La evidencia a gran escala de ensayos randomizados muestra que por cada reducción de 1 mmol/L en el colesterol LDL con terapia de estatinas, hay una reducción proporcional de aproximadamente el 25 por ciento en la tasa de accidentes vasculares (muertes que involucran a las coronarias, ataques cardíacos, infartos, etc) por año. Bajar el colesterol LDL en 2mmol/L reduce el riesgo aproximadamente en un 45 por ciento. Bajar el colesterol LDL en 2 mmol/L con estatinas durante cinco años en 10.000 pacientes podría prevenir accidentes vasculares en 1.000 pacientes de alto riesgo y en 500 pacientes de bajo riesgo.

Las estatinas pueden ser eficaces no solo por bajar el nivel de colesterol. Las estatinas también tienen efectos antiinflamatorios que probablemente contribuyan a la reducción de accidentes cardiovasculares. Pero los autores del artículo de The Lancet creen que hay evidencia suficiente para establecer una correlación causal entre el colesterol y la ateroesclerosis. Advirtieron que bajas concentraciones de colesterol han sido asociadas con altas tasas de muertes, particularmente en los ancianos (algunos negacionistas de las estatinas aman recalcar este hallazgo), pero estas asociaciones podrían ser no causales.

Figura 1. Ilustración de la decisión de la Clínica Mayo disponible online.

El problema es que solo tenemos estadísticas de la población. No podemos predecir qué individuos se van a beneficiar con las estatinas, así que debemos tratar cada caso individualmente. Esto significa que las personas que toman estatinas no van a obtener beneficios. Una manera de ver la información es calcular el NNT, número de pacientes que necesitarían ser tratados para obtener un beneficio. El NNT para prevenir un ataque cardíaco en pacientes que tienen una enfermedad cardiovascular es de 16 sobre 23, para prevenir la muerte, 48. Para aquellos pacientes que tienen factores de riesgo pero todavía no tuvieron un ataque cardíaco, en NNT está entre 70 y 250 (13). Estas son en general estimaciones para la población; el real NNT variará de acuerdo a los factores de riesgos individuales. Las estimaciones visuales están disponibles online (14) mientras se pueda ingresar el colesterol individual, presión arterial y otros riesgos y obtener un diagrama fácil de interpretar como el ejemplo de la Clínica Mayo en la Figura 1.

Los expertos han evaluado repetidamente toda la evidencia disponible. En 2013, la American College of Cardiology y la Americna Heart Association publicaron guías de tratamiento basadas en dicha evidencia (15). La magnitud de los beneficios es pequeña, pero es mayor para los pacientes con alto riesgo. Y si usted es uno de esos pacientes que se salvaron de un ataque cardíaco, el beneficio es muy importante. Las guías no son prescripciones; se usan como guías para facilitar la interpretación de la evidencia para los pacientes. La ciencia puede proveer evidencia acerca de los beneficios y riesgos, pero básicamente los pacientes deben elegir tomar drogas y si los beneficios pueden pesar más que los riesgos. El deseo de la gente para correr riesgos varía.

Sobre los efectos secundarios

Cualquier droga tiene sus efectos y es probable que tenga efectos secundarios, y los clínicos siempre comparan los beneficios y los riesgos. Más aún, los fabricantes de drogas tienen que demostrar que los beneficios superan a los riesgos antes de que la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) apruebe una droga para lanzarla al mercado. El mismo artículo de revisión aparecido en Lancet encontró que los efectos adversos de las estatinas han sido sobrestimado (16). Los devastadores efectos secundarios han sido informados, incluyendo el cáncer, mareos, depresión, anemia, acidosis, pancreatitis, cataratas, fallas cardíacas, hambre, náuseas y trastornos del sueño, pérdida de memoria, zumbidos en los oídos y sentimientos de indiferencia”… La lista continúa. Pero estos síntomas derivan de informes anecdóticos y de observaciones no controladas.

Cuando síntomas de esta clase han sido evaluados en estudios controlados, no demostraron ocurrir con más frecuencia con las drogas que con los placebos. El artículo de Lancet concluyó, “Los únicos excesos de evento adversos que se ha demostrado que fueron causados por la terapia de estatinas son la miopatía y la diabetes, junto con un probable exceso de derrames cerebrales. Estos ejemplos son más amplios en ciertas circunstancias, pero los riesgos totales son pequeños comparados con los beneficios totales”. Tratar a 10.000 pacientes durante cinco años podría causar cinco casos de miopatía, de 50 a 100 casos de diabetes, y de 5 a 10 hemorragias. Al incremento de los accidentes cardiovasculares hemorrágicos se contrapone un descenso mucho mayor de los accidentes isquémicos, y la relevancia clínica de nuevos diagnósticos de diabetes es mínima cuando se la compara con los beneficios de la terapia con estatinas. Y un meta-análisis sobre estudios subsecuentes encontró que el riesgo de diabetes era menor que en un estudio anterior (17).

Hay gran cantidad de informes de dolor muscular y debilidad, pero allí hay buena evidencia de que la mayoría de ellos no están relacionados con la terapia con estatinas. De 10.000 pacientes tratados, solo 10 o 20 desarrollarán dolor muscular o debilidad, y solo uno de ellos será diagnosticado como miopatía requiriendo que se suspendan las estatinas. Solo dos o tres casos de la seria complicación llamada rabdomiólisis serán diagnosticados cada 100.000 pacientes. Los efectos dañinos de las estatinas suelen revertirse dejando de consumir la droga. Si no tomas estatinas y tienes un ataque cardíaco o un infarto, no serán reversibles.

El negacionismo acerca de las estatinas daña a los pacientes

Algunos informes irresponsables sobre los efectos secundarios de las estatinas han asustado a muchos pacientes que abandonaron el tratamiento. Recientemente, en el Reino Unido, siguiendo la publicación de afirmaciones exageradas sobre los efectos secundarios de las estatinas, más de 200.000 pacientes suspendieron su tratamiento. Es probable que en la siguiente década se produzcan de 2.000 a 6.000 accidentes cardiovasculares que podrían haberse evitado (18).

¿Por qué el negacionismo?

¿Por qué los negacionistas de las estatinas se apoyan en “hechos alternativos”? ¿Qué los motiva a rechazar la evidencia en que la mayoría de la comunidad médica y científica se ha puesto de acuerdo? No creo que haya una respuesta simple, pero sospecho que parte del problema es una ideología anti-establishment que automáticamente rechaza cualquier cosa que provenga de la Big Pharma (la Gran Industria Farmacéutica) o de la medicina científica, y a veces incluso se inventan teorías conspirativas. Otra parte es que hay tanta gente que quiere creer que si comes lo correcto, nunca te vas a enfermar, y que hay soluciones naturales para cualquier problema de salud. No las hay.

Otros factores que pueden motivar el negacionismo son la ideología religiosa, el propio interés (financiero, político, económico), y el deseo de protegerse de las desagradables verdades negando la realidad. Y por supuesto, es más probable que la gente que no entiende como funciona la ciencia rechace los tratamientos con estatinas. No van a aceptar el consenso que hay entre los expertos porque lo ven como una mera “opinión”.

Los negacionistas dan la bienvenida a las opiniones desinformadas, pero no hacen eso con los “hechos alternativos”. El calentamiento global es real, los gérmenes causan enfermedades, el HIV causa el SIDA, la evolución es un hecho establecido, las vacunas salvan vidas. Y las estatinas, aunque no son la panacea, han mostrado claramente que tienen efectos positivos -más que negativos- sobre los pacientes en riesgo.

Estatinas: ¡Funcionan, forros!



Notas

La cita entera de Dawkins es [la ciencia] ¡funciona! Los aviones vuelan. Los autos andan. Las computadoras computan. Si basas la medicina en la ciencia, curas a la gente. Si basas el diseño de aviones en la ciencia, vuelan. Si basas el diseño de cohetes en la ciencia, llegan a la Luna. Funciona… forros”. La expresión “Ciencia: ¡funciona, forros!” apareció originalmente en una historieta de xkcd y en una remera, ilustrada con un gráfico que muestra una perfecta correlación entre la información de la misión COBE y las predicciones de Planck respecto de la radiación de los cuerpos negros

  1. https://www.youtube.com/watch?v=9trx6opxmBI
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27166128
  3. http://www.nature.com/scitable/topicpage/cell-membranes-14052567
  4. http://rationalwiki.org/wiki/Leonard_Coldwell
  5. https://www.psychologytoday.com/blog/iage/201402/cholesterol-and-our-aging-brain
  6. http://atvb.ahajournals.org/content/24/5/806
  7. http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2010/07/20/the-truth-about-statin-drugs-revealed.aspx
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22390808
  9. http://blogs.naturalnews.com/the-truth-about-salt/
  10. http://skepdic.com/refuge/bunk28.html
  11. http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(16)31357-5/fulltext
  12. http://pharmamkting.blogspot.com/2008/01/statin-lottery-number-needed-to-treat.html
  13. https://statindecisionaid.mayoclinic.org
  14. http://circ.ahajournals.org/content/circulationaha/early/2013/11/11/01.cir.0
    000437738.63853.7a.full.pdf
  15. http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(16)31357-5/fulltext
  16. http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(09)61965-6/fulltext
  17. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27353418?dopt=Abstract


Harriet Hall

Harriet Hall, médica retirada de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, escribe y educa sobre pseudociencia y la llamada medicina alternativa. Es colaboradora frecuente del Skeptical Inquirer y también del blog Science-Based Medicine (Medicina basada en la ciencia).